Testimonio de Camila Salamanca

Testimonio de Camila Salamanca

Después de años de estrés, mala alimentación, poco ejercicio y algunos excesos, mi cuerpo, mi mente y mi alma dijeron basta y en el 2016 me enfermé. En un mes perdí más de 10 kilos; los pocos músculos que tenía, desaparecieron; no tenía fuerza ni energía para caminar más de un par de pasos, y un profundo pánico acompañado de desesperanza, invadieron mis días. Con la ayuda de la medicina bioenergética, la homeopatía, el Reiki y la psicoterapia, logré salir de la cama, pero el largo camino a la recuperación apenas estaba empezando. Ahí fue donde conocí a Vicky y la Yogaterapia. Cuando llegué a donde ella, a duras penas podía moverme, mi cuerpo estaba muy débil y ni hablar de mi mente. Poco a poco, con la ayuda de Vicky, mi cuerpo empezó a ganar fuerza, flexibilidad, confianza y mi mente se empezó a calmar. Vicky siempre fue amable, compasiva, y generosa con sus enseñanzas. Gracias a ella aprendí a tratar con amor y con cuidado mi cuerpo, a oírlo, a desafiar sus límites, pero siempre respetándolo. El yoga y las enseñanzas de Vicky se volvieron parte esencial de mi vida. No hay una semana que pase que no haga mis prácticas. En este momento me siento más vital que nunca, siento mi cuerpo mejor que cuando tenía veinte años y me siento más serena y en paz.



X